top of page

10 consejos para que el verano no le pase factura a tu boca

En verano, es habitual comer fuera de casa, consumir más bebidas carbonatadas y se suelen olvidar o relajar los hábitos de higiene bucodental. El Colegio Oficial de Dentistas de Baleares, el Consejo General de Dentistas de España y la Fundación Dental Española recuerdan que la salud oral no debe descuidarse en la época estival y aconsejan lo siguiente:

  1. Permanece hidratado: La sensación de boca seca es el primer signo de deshidratación. Beber mucha agua para estar continuamente bien hidratado es fundamental para contrarrestar la pérdida de líquidos que se produce a través de la sudoración.

  2. Menos carnes, menos salsas y raciones más pequeñas: Come sano. Las altas temperaturas aconsejan más que nunca consumir frutas, verduras y pescados en abundancia y reducir el aporte de carnes, salsas y comidas copiosas.

  3. Evita las bebidas carbonatadas: en verano, su consumo se dispara. Tómalas con moderación porque dañan tus dientes debido a la cantidad de azúcar que tienen. Además, la mayoría son ácidas y pueden perjudicar el esmalte dental.

  4. Usa protector bucal si haces deporte: Precaución con el deporte. En vacaciones es el momento en el que solemos practicar más deporte, por eso en verano es cuando más traumatismos dentarios se producen. Si vas a practicar deportes de contacto, no olvides ponerte un protector bucal y recuerda que, en caso de traumatismo, es necesario acudir urgentemente a un dentista.

  5. Mantén tu rutina de higiene, tu boca no está de vacaciones aunque tú sí lo estés: Sigue cuidando tu higiene bucodental. Estamos de vacaciones, cierto, pero nuestra boca no. Continúa con tu rutina de higiene bucodental, cepillándote los dientes, al menos, dos veces al día (durante 2 minutos cada vez) con pasta fluorada y limpiarte con seda o cepillo interdental por la noche.

  6. Mastica chicle sin azúcar: sobre todo en aquellos momentos en los que no te sea posible cepillarte los dientes. Mascar chicle produce saliva y ayuda a la limpieza, aunque nunca sustituye al cepillado.

  7. Cuidado con el cloro, puede dañar tus dientes: si practicas natación de manera profesional o pasas muchas horas en la piscina, debes saber que el cloro altera el pH de la boca, favoreciendo la desmineralización de los dientes. Para evitar este efecto, cepíllate los dientes con pasta con flúor y, si lo indica el dentista, usa un colutorio específico.

  8. Protege tus labios, son sensibles: Al igual que proteges el resto del cuerpo, protege tus labios de los efectos del sol con un fotoprotector adecuado para evitar que se quemen.

  9. Aunque te apetezca mucho, no descuides los tratamientos: Si utilizas férulas de descarga para el bruxismo o de ortodoncia, debes seguir usándolas las horas que te haya recomendado el dentista.

  10. Visita al dentista, ahora que tienes más tiempo: Aprovechando las vacaciones, puedes destinar una hora para ir a revisión. Un buen chequeo general para toda la familia evitará dolores, complicaciones y gastos en un futuro.

Y, sobretodo, disfruta de tu verano.




4 visualizaciones0 comentarios

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page