Evitar la pérdida de dientes y cuidar las encías es importantísimo para prevenir el cáncer oral

La clave está en la microbiota de la boca, según han podido comprobar un grupo de especialistas norteamericanos, chinos, alemanes y noruegos, dirigidos por el epidemiólogo y gastroenterólogo Mingyang Song, de la Facultad de Medicina de Harvard. Más allá del aspecto estético, una boca enferma es un reflejo de lo que puede estar sucediendo en otros órganos internos, advierten.

Numerosos estudios han demostrado, ya, la relación que existe entre la salud cardiovascular (enfermedad coronaria, infartos, icuts, etc) y las caries y los problemas de las encías. Por ejemplo, la Sociedad Europea de Cardiología ha dado a conocer una investigación que conecta el cepillado frecuente de dientes con un menor riesgo de padecer fibrilación auricular e insuficiencia cardiaca.

La gingivitis, por su parte, está asociada a un 52% más de riesgo de cáncer gástrico y a un 43% de esófago, un peligro que se extiende también a personas que han perdido dientes.

Los investigadores, según recoge la publicación Alimente, sugieren que las bacterias de la boca (la microbiota oral) pueden estar implicadas en el desarrollo del cáncer, pero también apuntan a una deficiente higiene que, junto con la enfermedad periodontal, podrían promover la formación de nitrosaminas, implicadas en la génesis del cáncer de estómago. Sin embargo, los especialistas se resisten a establecer una relación causa-efecto firme entre la salud oral y los tumores esofágico y gástrico porque sospechan de la influencia de otros factores no identificados.


Cáncer oral: entre los 10 cánceres más comunes

El cáncer oral es una enfermedad con alta mortalidad y se sitúa entre los 10 cánceres más frecuentes, dependiendo del país y región del mundo. Se estima que cada año se producen entre 300.000 y 700.000 nuevos casos de cáncer oral en el mundo. En España se producen, aproximadamente, 7.500 nuevos casos al año, con 1.500 fallecimientos, recuerda el Consejo General de Dentistas de España.

“Una detección temprana del cáncer oral aumenta la supervivencia hasta un 90%, explica el presidente del Colegio de Dentistas de Baleares, Dr Ignacio García Moris. Puede suceder que, en estadios iniciales, este tipo de cáncer pase desapercibido y que, cuando se diagnostica, ya se encuentre avanzado. Por este motivo es muy importante acudir al dentista con regularidad, especialmente si se detectan cambios en la cavidad oral”.

¿Cuáles son los factores de riesgo?

El tabaco y el alcohol son los principales factores de riesgo de varios cánceres, entre ellos el cáncer oral. Asimismo, una dieta saludable, con abundante consumo de frutas, verduras y legumbres, y consumo moderado de carnes rojas, ayudará en la prevención.

La infección por algunos tipos de virus, una mala alimentación o una prótesis mal ajustada, son otros factores de riesgo que pueden provocar la aparición de cáncer oral.

El Colegio de Dentistas de Baleares y el Consejo General de Dentistas recomienda, además de las visitas al dentista, realizar periódicamente autoexploraciones, examinando los labios, el paladar, el interior de las mejillas, la lengua y las encías, prestando atención a síntomas como manchas o bultos en la cavidad oral, llagas que no se curan después de 2 semanas de evaluación, molestias en la lengua o la mandíbula al masticar o tragar, o adormecimiento de la lengua o la boca, ya que pueden ser el inicio de esta enfermedad.


El cáncer constituye una de las principales causas de mortalidad del mundo. La Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) estima que en 2021 habrá 8.188 nuevos casos de cáncer de cavidad oral y faringe. De esta cifra, 5.725 casos afectarán a hombres y el resto, 2.463, a mujeres. Asimismo, apuntan que, de enero a mayo de 2020, fallecieron en España 1.022 personas a causa de un tumor maligno del labio, de la cavidad bucal y de la faringe. El diagnóstico precoz es clave para un mejor pronóstico del cáncer oral.






5 visualizaciones0 comentarios