Muchas de las patologías bucodentales que padecemos son irreversibles

  • El periódico Salut i Força publica, hoy, un reportaje sobre las enfermedades bucodentales con más prevalencia y sus costes directos tanto públicos como privados



Según publica, textualmente, Salut i Força, las enfermedades bucodentales son muchas veces invisibles y ocultas o han sido aceptadas como una consecuencia inevitable de la vida y el envejecimiento. Existe una clara evidencia de que las enfermedades bucodentales no son evitables, según el Atlas de la Salud Bucodental, editado por el Consejo General de Dentistas, pero pueden ser reducidas y prevenidas a través de métodos sencillos y efectivos, en todas las etapas de la vida.


La salud bucodental y la salud general deben ser consideradas de manera conjunta ya que están íntimamente relacionadas. Las enfermedades bucodentales afectan a un área limitada del cuerpo pero sus consecuencias e impacto afectan al cuerpo de manera global, así lo recoge el Atlas de la Salud Bucodental, donde se habla, también, del envejecimiento de las poblaciones originado por el incremento de la esperanza de vida y el descenso en la natalidad. Este es un hecho que obliga al dentista a enfrentarse a una tipología de pacientes más compleja. Los adultos mayores, con unos requerimientos de atención bucodental muy específicos, a menudo con patologías sistémicas concomitantes y polimedicados, requieren de un abordaje protocolizado. Las interconsultas entre el dentista y el médico son cada vez más frecuentes y habituales.


Enfermedades con más prevalencia


La caries y la enfermedad periodontal son dos patologías extremadamente comunes y afectan a un elevado porcentaje de la población en Baleares. Ambos procesos son considerados crónicos y de evolución lenta, pero son fáciles de prevenir siguiendo una rutina de autocuidados y visitando periódicamente al dentista. Según recoge el Atlas de la Salud Bucodental, la caries no tratada es la condición más prevalente entre los 291 procesos estudiados entre 1990 y 2010 en el marco del Estudio internacional sobre la carga de las enfermedades. Este estudio sirve de base para la planificación sanitaria y la asignación de los recursos.


Por otra parte, la periodontitis severa, cuya prevalencia mundial se estima que afecta al 5-20% de la población, es considerada la sexta condición más común. El cáncer oral ocupa el décimo puesto entre todos los cánceres. Unos 20 niños nacen anualmente en Baleares con labio leporino y/o fisura palatina, según datos recogidos por la Dra. Carmen Bosch, Facultativo Especialista del Área en Cirugía Oral y Maxilofacial del Hospital Universitario Son Espases y su equipo. Los traumatismos orales o faciales, asociados a un entorno inseguro, deporte o violencia, suponen un alto peaje en la población infantil y adolescente.


“El alto coste de las enfermedades bucodentales continúa siendo un reto para la Sanidad Pública'', asegura el presidente del Colegio de Dentistas de Baleares, Ignacio García-Moris. “Tenemos un déficit de profesionales en el servicio público, así que animo a las autoridades a que aumenten tanto los centros de salud con dentistas, como el número de profesionales que trabajan en el programa de salud bucodental", añade el presidente del CODB.



Los costes de la salud bucodental


El Colegio Oficial de Dentistas de Baleares, CODB, apoya la advertencia del Consejo General de Dentistas de que la carga de las enfermedades bucodentales sigue siendo inaceptablemente alta en nuestro país y va acompañada de marcadas desigualdades. Afecta desproporcionadamente a las personas con ingresos bajos y medios, y a los grupos marginados, también en nuestra Comunidad Autónoma.


Los costes directos, públicos y privados, de la atención bucodental son altísimos para las comunidades, lo que supone una razón más para reducir este tipo de patologías. Según se recoge en el Atlas de la Salud Bucodental, en la Unión Europea, sólo el coste de la diabetes y de las patologías cardiovasculares superan el coste de las enfermedades bucodentales.


"Quisiera hacer llegar a la población de las Islas un mensaje muy importante: el dentista no es caro, es costoso'', asegura Ignacio García-Moris, presidente del Colegio Oficial de Dentistas de Baleares, CODB. “La sanidad es muy costosa y lo mejor para reducir este gasto es la prevención. Es por este motivo que no nos cansaremos de aconsejar a los ciudadanos de Baleares que acudan periódicamente a las revisiones con su dentista, quien podrá valorar el estado de la salud bucodental de su paciente y no sólo por las caries, sino también por la posibilidad de otras patologías más graves que el profesional puede detectar en su estado inicial".




4 visualizaciones0 comentarios